¿CUÁL ES EL VERDADERO SIGNIFICADO DE LAS MARIPOSAS NEGRAS?

Por muchos años, en México y otros países de Latinoamérica, han creído que la aparición de mariposas negras es el anuncio de la muerte de un ser querido o, que es símbolo de mala suerte para quien se encuentre alguna. Asimismo, muchas personas consideran que son venenosas o culpables de ceguera, y esto se debe al polvo que desprenden sus alas, sin embargo, es una información totalmente falsa pues solamente éste produce una leve irritación.

La mariposa negra forma parte de la familia Eribidae, un género de polillas que son de ayuda para polinizar plantas y flores. Su alimento son jugos de fruta fermentada y, generalmente, se refugian en la sombra para protegerse de los depredadores, la razón por la que casi siempre están en las puertas y esquinas de las casas.

A pesar de que en muchas partes de América se considera que estas mariposas indican malas noticias, en las Bahamas y algunas islas del Caribe estas son portadoras de buena suerte. En Texas, Estados Unidos, dicen que si una mariposa negra llega a la parte superior de las puertas o ventanas de alguna casa, entonces hay probabilidades de que ahí se ganen un premio o incluso la lotería.

Además de ser símbolo de la buena suerte, también estas representan el camino hacia respuestas que has estado buscando; las conocen como ‘ratones viejos’ y, asimismo, son guías que te llevarán hacia nuevas relaciones amorosas, de amistad o incluso familiares.

Si estás teniendo problemas con alguien, el hecho de ser te aparezca una mariposa negra es señal de que es hora de que perdones, dejes atrás los rencores y hagan las pases. Por otro lado, también son señal de nuevos comienzos y cambios positivos en tu vida.

Hasta el momento no se ha comprobado que estas criaturas estén relacionadas con sucesos negativos, muertes o accidentes, estas son simplemente supersticiones que se han hecho populares desde mucho tiempo atrás y que, por desgracia, han sido culpables de que miles de su especie hayan desaparecido porque las matan o sacrifican.

Así que si llega una a tú casa y no tienes la suficiente confianza en la información anterior, no la mates, sólo dale un poco de aire y ábrele la puerta o ventana para que logre salir por sí sola. No viene a hacer daño, al contrario, probablemente vaya a llenar tu hogar de mucha buena vibra.

….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *